was successfully added to your cart.

Carrito

4 cosas esenciales que tienes que saber acerca de Design Thinking

Por 13 octubre, 2018 febrero 3rd, 2019 Articulos

El Design Thinking está de moda. Basta con colocar en google “Design Thinking” para que en menos de 1 segundo aparezcan al menos 799.000.000 resultados.

Para un curioso que quiera iniciarse en el mundo del pensamiento de diseño, la sobresaturación de información que existe en la red acerca de la metodología, resultará sin lugar a dudas abrumadora y lejos de seducirlo, lo más probable es que salga espantado.

Si quieres iniciarte en el mundo del Design Thinking y no sabes por donde comenzar, sigue leyendo.

¿QUÉ ES DESIGN THINKING?

Según Tim Brown, CEO de IDEO, Design Thinking es una aproximación humano-céntrico para innovar, la cual basada en las herramientas del diseño busca integrar las necesidades humanas, las posibilidades de la tecnología, y los requerimientos para lograr el éxito.

Cuando lo explico, me gusta decir que es un método para resolver problemas de manera creativa que centra su eficacia en entender y dar solución a las necesidades reales de las personas. Como lo explicaré más adelante, el aspecto tecnológico no es un requisito esencial para la aplicación de la metodología y es allí precisamente, donde reside su riqueza.

ORIGEN

El concepto de Design Thinking fue planteado a finales de los años 80 por David Kelley, quien lideró la creación del d.schoolat Stanford University y es co-fundador de la empresa Ideo.com

Su conceptualización y masificación se le debe a Tim Brown, profesor de la escuela de Ingeniería de Stanford University y co-fundador de la empresa consultora Ideo.com (1991), quien explicó con detalles este nuevo concepto en un artículo publicado por Harvard Bussiness Review en el 2008. Te dejo el enlace si quieres darle una mirada a la publicación https://hbr.org/2008/06/design-thinking

¿QUIENES LO UTILIZAN?

Según Tim Brown, el Design Thinking “Es una disciplina que usa la sensibilidad y métodos de los diseñadores para hacer coincidir las necesidades de las personas con lo que es tecnológicamente factible y con lo que una estrategia viable de negocios puede convertir en valor para el cliente, así como en una gran oportunidad para el mercado”

Tal y como lo comenté líneas atrás, yo creo que la metodología puede ser aplicada con éxito en casi cualquier contexto (haya o no haya tecnología de por medio), donde sea necesario dar respuestas a retos de manera creativa.

En mi época como abogado, recuerdo haber utilizado la metodogía para plantear nuevas posibilidades de intepretación y aplicación de normas jurídicas; lo mismo en procesos de negociación. ¿Pueden imaginarse una industria más divorciada de la tecnología que el derecho?   

En efecto, yo creo que Design Thinking es completamente aplicable a contextos como el arte, el cine, la moda, y en general, en cualquier actividad donde sea necesario incorporar el proceso creativo.

¿EN QUÉ CONSISTE?

El proceso de Design Thinking consta de 5 pasos:

  1. EMPATIA. El proceso de Design Thinking comienza con una profunda comprensión de las necesidades de las personas implicadas en el reto que estemos abordando y también de su entorno. Debemos ser capaces de ponernos en la piel de dichas personas para ser capaces de generar soluciones consecuentes con sus realidades
  2. DEFINICIÓN. Durante la etapa de Definición, debemos organizar la información recopilada durante la fase de Empatía y quedarnos con lo que realmente aporta valor y nos permite explorar nuevas posibilidades para dar solución al reto planteado.
  3. IDEACIÓN. La etapa de Ideación tiene como objetivo la generación de un sinfín de opciones. No debemos quedarnos con la primera idea que se nos ocurra. En esta fase, las actividades favorecen el pensamiento divergente. A veces, las ideas más estrambóticas son las que generan las mejores soluciones.
  4. PROTOTIPO. En la etapa de Prototipado volvemos las ideas realidad. Construir prototipos hace las ideas palpables y nos ayuda a visualizar las posibles soluciones, poniendo de manifiesto elementos que debemos mejorar o refinar antes de llegar al resultado final.
  5. TESTEO. Durante la fase de Testeo, probaremos nuestros prototipos con las personas involucradas en el reto. Esta fase es crucial, y nos ayudará a identificar mejoras significativas, fallos a resolver, posibles carencias. Durante esta fase evolucionaremos nuestra idea hasta convertirla en la solución que estábamos buscando.

Ahora que conoces la metodología, podrás profundizar en cada uno de sus pasos, conocer herramientas y adecuarlas a aquellos retos que exijan respuestas creativas.

Si crees que este post le puede interesar a alguien no dudes en compartirlo. Asi mismo, si quieres profundizar en algún aspecto de la metodología no dudes en escribirme y con gusto te envío información.

¡Mucha suerte!

JAvila

Autor JAvila

More posts by JAvila

Dejar un comentario